En México, más de 3.2 millones de niños trabajan

FOTO JULIO ORTEGA

Ciudad de México.-En México, son 3.2 millones de niños de cinco a 17 años que realizan algún trabajo, advirtió Mónica Falcón, secretaria Técnica de la Mesa Social Contra la Explotación de Niñas, Niños y Adolescentes.

 

Falcón hizo un llamado urgente para que, con motivo del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil que se conmemora este 12 de junio, se integre a la agenda política el principio de interés superior de la niñez.

 

La secretaria sostuvo que a lo largo de estos siete meses de gobierno federal no se ha expresado ninguna política, programa o medida que favorezca el combate a esta explotación.

 

“Para que niñas, niños y adolescentes tengan un presente mejor y un futuro digno, se requiere de acciones contundentes encabezadas desde el gobierno, garantizando el acceso y la calidad educativa, así como servicios médicos”, apuntó.

Además, promoviendo y vigilando las condiciones de empleo digno en los centros de trabajo, así como coordinando con la iniciativa privada el cumplimiento normativo.

 

“Las buenas prácticas y experiencias en materia de erradicación de trabajo infantil a nivel mundial nos muestran que se requiere de voluntad política del poder ejecutivo para encabezar la lucha con trabajo intersecretarial y una atención especial a los niños, niñas y adolescentes que están siendo explotados laboralmente , entre otras acciones del sector público”, apuntó.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 7.1 por ciento laboran en actividades económicas no permitidas y 4.7 por ciento trabajan en actividades domésticas sin remuneración en sus propios hogares o en condiciones no adecuadas.

 

Por su parte, Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF),  lamentó que todavía haya muchos niños que dejan la escuela para trabajar, por ejemplo, en la limpia de Jamaica, en Guerrero; o en los campos de la piña, en Oaxaca.

 

“Tenemos que asumir como país y como sociedad que tenemos un grupo, no sólo de niños, niñas y adolescentes sino de adultos que viven una explotación laboral agrícola que solamente puede explicarse en el siglo XIX: nosotros podemos ir a los campos y seguir viendo estas tiendas, que son como tiendas de raya”, apuntó.

 

Ramírez Hernández dijo que desde hace dos años hay “una parálisis” en las políticas que se habían venido avanzando con relación a la protección de adolescentes trabajadores en edad permitida y con relación a la explotación en el trabajo de niñas y niños.

 

si