Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón: lo sobrenatural y lo extraordinario del cine mexicano

Dos cineastas mexicanos con perspectivas muy diferentes sobre las historias que narran han puesto al cine mexicano en el escenario mundial al obtener reconocimientos a su trabajo más allá de nuestras fronteras. Su trabajo también les ha brindado premios como productores y guionistas.

 

Del Toro y su fascinación por lo sobrenatural

Ya desde su primer largometraje, Guillermo del Toro ha puesto especial atención en los seres extraordinarios y las historias llenas de fantasía que se desatan a su alrededor. En el caso de esta cinta de 1993, Cronos, el tapatío hace referencia al mito de los vampiros que tanto protagonismo ha cobrado en la cultura popular a través del tiempo. En esta película, una criatura que vive en un amuleto dorado se alimenta de la sangre de quien lo porta, dándole a cambio el control del tiempo y acercándolo a la inmortalidad. En 2002, el director mexicano volvió a ponerse al frente de una película enfocada en el mito de los no-muertos con la cinta Blade II, que es una continuación de la batalla de un híbrido humano-vampiro contra un grupo de no-muertos que busca terminar con la raza humana y controlar el mundo.

Diferentes imágenes de estos seres inmortales se han vuelto una parte fundamental no solo del trabajo de Guillermo del Toro, sino de la cultura popular dentro y fuera del cine. El mito más popular es el del Conde Drácula, quien fuera inspirado por el príncipe rumano Vlad III para la obra literaria de 1897 Drácula del escritor irlandés Bram Stoker, e hiciera su posterior aparición en juegos de casino como Blood Suckers, donde se entrelazan las dos historias y los objetos más comúnmente relacionados con el combate de los no-muertos, incluyendo dientes de ajo y estacas de madera.

Los mitos alrededor de este personaje también aparecen en videojuegos como la franquicia Castlevania de Konami que ha generado juegos de manera consistente desde 1986, y más recientemente en la serie de Netflix Drácula, que retoma la narrativa de Stoker y exalta las vulnerabilidades de este vampiro. Cabe mencionar que más allá de Cronos y Blade II, del Toro también se ha destacado como novelista con la llamada Trilogía de la Oscuridad, la cual es una historia que inicia con un homenaje a la novela de Bram Stoker narrando la llegada de un vampiro europeo al continente americano en la época actual, esta vez en un vuelo de Berlín a Nueva York.

 

Cuarón y las historias de vida

La carrera cinematográfica de Alfonso Cuarón ha estado más enfocada en la realidad que los trabajos de del Toro, pero este director oriundo de la Ciudad de México ha incursionado en la ciencia ficción con cintas como Gravity o Children of Men, la comedia con Y tu mamá también, y dentro del drama con Grandes esperanzas o Roma. Debido a la variedad de géneros en los que este cineasta ha incursionado en su carrera, instituciones como la Cineteca Nacional han creado ciclos de retrospectivas alrededor de su trabajo.

El trabajo de Cuarón ha sido directamente influenciado por la ciudad donde nació, y una muestra de ello son las referencias a este lugar dentro de su obra. En un caso particular, la colonia Roma fue el lugar donde creció este director de cine y el lugar que le brindó la inspiración para la película que le dio su más reciente premio Oscar.

Además de lo anterior, fue en la colonia Del Valle donde se formó como cineasta, ya que antes de mudarse a Coyoacán, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos tenía su sede en la calle Adolfo Prieto y fue ahí donde Cuarón realizó sus estudios de formación superior. Más allá de Roma, la capital del país también ha sido el escenario de filmación de Y tu mamá también y Solo con tu pareja, dos de las cintas que impulsaron la carrera del capitalino hacia las grandes producciones internacionales.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alfonso Cuaron (@alfonsocuaron) on

El gran recibimiento internacional que han tenido las películas de Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro ha creado un especial interés por el cine hecho en México en las últimas décadas. La mirada innovadora de estos dos directores le ha dado una nueva perspectiva a la forma en la que se hacía cine tanto en la industria de Hollywood como en la de nuestro país, y sus futuros trabajos seguirán dejando huella en la cinematografía de México y todo el mundo.

si