Lo que debes saber de un crédito preaprobado

Aaron Cruz Soto

Seguramente, en diversas ocasiones, tu banco te ha contactado para decirte que tienes un crédito preaprobado. Si es el caso, analistas de Propiedades.com explican en qué consiste y cómo funciona cuando te lo ofrecen para comprar una vivienda.

En qué consiste

 

La Comisión Federal de Comercio explica en su portal que, cuando una institución te brinda este tipo de financiamiento, se basa en los datos de tu informe de crédito. Pues esto indica que cumples con los criterios establecidos por la compañía.

 

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, agrega que con lo anterior puedes reprogramar tu presupuesto, gastos y gestionar mejor tus finanzas personales.

 

Sin embargo, Gabriela Miranda y Alfonso Ramírez —directora, y socio-fundador y director de ventas de GAAL Asesores, respectivamente—, explican que esto no significa que inmediatamente estás del otro lado o exento de cubrir ciertos requisitos.

 

“La ventaja de la preaprobación es que el banco ya hizo un análisis de tu situación, pero no significa que te van a dar el préstamo”, comentan.

 

Te lo pre aprueban porque la institución nota que tienes determinada cantidad o que hay cierto tipo de movimientos en tu cuenta. Pero, al momento de comprobar tus datos, resulta que no cubres algunos requisitos. Por ejemplo:

 

  • No estás dado de alta en Hacienda
  • Tus ingresos no son fijos
  • No tienes una buena situación en el Buró de Crédito

 

Los especialistas agregan que nadie está exento del proceso de investigación. Aunque tengas un buen enganche -por ejemplo, el equivalente al 20 por ciento del valor de la propiedad-, al no cumplir con los requerimientos, no se te otorgará el crédito.

Puntos que debes considerar

 

Un aspecto a tener en cuenta es que, la preaprobación, te limita un poco si tu intención es comparar distintos créditos hipotecarios u otras instituciones. Por esta razón, lo ideal es acercarte a un asesor antes de tomar una decisión.

 

Además, es importante que actúes con la cabeza fría. Primero, cerciórate de ya tener aprobado el crédito y, después, comienza a buscar la casa que mejor se adapte a tus condiciones.

 

Esto porque, según GAAL Asesores, hay quienes se enamoran de determinada vivienda al grado de dar un adelanto. Y, al momento de ir con el banco, se dan cuenta que su línea de crédito no les permite adquirir esa propiedad.

 

Además, los especialistas sugieren que antes de adquirir un crédito hipotecario verifiques que tu capacidad de pago sea proporcional a tus ingresos. Asimismo, que no tengas compromisos en puerta, como un crédito automotriz o deudas en tus tarjetas de crédito.

 

 

 

 

 

 

si